One-man-army programmers (ii)

El siguiente en mi lista es un abuelete on steroids. Donald Knuth (1938, 82 años). Uno de los titanes de la informática. Creó el sistema de tipografía TeX, base de LaTeX, usado para la composición de documentos científicos con alta calidad tipográfica. 

Tardó ocho años en programarlo (1970-78) y todo empezó con un enfado.

Cuando terminó de redactar el segundo volumen de su serie de libros «El arte de la programación de ordenadores», esperaba recibir una galerada con la misma tipografía que el primer volumen, creada en una máquina Monotype 

En esta máquinas cada letra se funde en un molde de metal que luego, agrupadas, se usan para imprimir las copias. El estilo le encantaba a nuestro abuelo.

Pero esa máquina dejó de existir y los resultados de la nueva no satisfacían a Knuth. Así que escribió un documento en el que trataba de explicar su visión de TeX como nuevo sistema de tipografía. Me gusta el primer párrafo introductorio (recordad, un documento de 1977)

«Even though I don’t understand TEX very well myself yet, I think the best way for me to get

started is by trying to explain it to somebody else.»

https://www.saildart.org/TEXDR.AFT%5B1,DEK%5D1

Me gusta porque me recuerda una técnica de debugging: para entender mejor cómo funciona un programa y detectar el error que te está volviendo loco, trata de explicar el funcionamiento del mismo a otra persona, o incluso a ti mismo – como si hablaras para otro-, línea a línea.

Incluso hay una técnica de debugging conocida como rubber duck debugging https://en.wikipedia.org/wiki/Rubber_duck_debugging

donde la idea es explicarle el código a un patito de goma que tengas al lado (la cara con la que te mirarán los compañeros no debe influirte 🙂

Knuth recibió el premio ACM Turing en 1974 por sus contribuciones al análisis de algoritmos, en particular por sus contribuciones a la serie de libros «The art of computer programming» (TAOCP), que aún sigue escribiendo 

Son 7 volúmenes en total y actualmente está redactando el 4º, del que ya hay 6 fascículos.  Una máquina el tío Donald.

Hay dos anécdotas que ilustran la forma de vivir, pensar y trabajar de Knuth. La primera está relacionada con su obsesión por la precisión y detalle. 

Su compromiso con la calidad en la redacción de los volúmenes del TAOCP es tal que se permite el lujo de pagar $2.56 por cualquier error tipográfico (o errata) que descubras en alguno de sus volúmenes (¿por qué esa cifra? Bueno, «256 pennies is one hexadecimal dollar» 🙂

Otra anécdota de Knuth es que no usa el email. Hay muchas razones, pérdida de tiempo, ansiedad por intentar responder a todo o por esperar que los demás hagan lo mismo… pero me gusta la primera razón que él mismo explica en este fragmento de vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=QS8qwMna8_o

“my role in life is not to be on the top of things as much as to be on the bottom of things”

Me encanta esta filosofía y creo que es lo que deberíamos lograr, aunque en tiempos de Twitter, Twitch, Facebook, WhatsApp y demás, es realmente complicado desengancharse y centrarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.