Retirada de Ubuntu en Telecentros Asturianos

Esta mañana he recibido un email desde Asturias pidiendo que DiarioLinux se hiciera eco de una muy mala noticia para el software libre:

“Cómo publicamos en este Blog [LibreMeSientoMejor], el CAST está procediendo a retirar 224 equipos informáticos de 23 CDTL de Asturias con Ubuntu (Software Libre /Linux) , para sustituirlos por ordenadores “sólo Windows+MSOffice” en los que no se podrá (por contrato) dar soporte a Ubuntu.”

Ahora ya no sólo es que la administración pública elija software privativo frente a software libre, sino que, allá donde se consiguió implantar máquinas con software de código abierto (¡224 equipos!) no se les ocurre otra cosa que migrar a… ¡software privativo! . Sin entrar en detalles sobre lo que significa nadar contra corriente (los principales países europeos están ejecutando políticas de migración a software libre… Asturias justo lo contrario), parece que en época de crisis a alguien le sobra dinero a espuertas. Y analizando la composición de la Junta del Principado, parece ser que es al FSA-PSOE. Definitivamente, el PSOE debería de aclarar sus ideas respecto al software libre, porque cada región socialista hace al respecto, literalmente, lo que le da la gana.

60.000 profesores rusos se formarán en soft libre

Ya comentamos en este mismo blog, en Marzo, que Rusia había comenzado un plan de migración masiva hacia el software libre. Las autoridades rusas tienen una preocupación seria: comentan que no es razonable que toda una nación dependa de un software privativo producido por una compañía estadounidense; lo consideran una vulnerabilidad, pues una compañía extranjera como Microsoft está influenciando el futuro de Rusia, empezando en la escuela y siguiendo con la inercia hasta llegar a la gestión de cualquier pueblo o ciudad.

Las autoridades rusas han decidido que uno de los puntos en los que se centrarán para comenzar la migración es en la escuela. Pero no en los alumnos, sino primeramente en los profesores. Y no vale con enviar CD’s con software libre a las escuelas (que también) sino que el ministerio de Educación ha decidido apoyar con hechos lo que habían promovido con anuncios de boquilla: han puesto sobre la mesa 4 millones de dólares para contratar la formación del profesorado en software libre.

La compañía que gane la licitación será responsable de formar tanto de forma presencial como online (cuando la formación presencial no pueda darse) a 60.000 profesores rusos. Al finalizar la formación los profesores deberán de probar que han aprovechado el tiempo, pasando un examen (se calcula que para finales de 2009 o comienzos de 2010).

Más información en la web de Profy.

El diablo está en los detalles

Idoid Mendía, portavoz del Gobierno Vasco y consejera de Justicia y Administración Pública, indicó recientemente algunas líneas de trabajo que el Gobierno Vasco acometerá relacionadas con temas que nos interesan en este blog: software libre, firma digital y neutralidad tecnológica; básicamente: mayor atención al software libre y de código abierto por parte de la Administración (como venimos pidiendo desde hace años, incluído el partido de la portavoz, estando en la oposición), promoción de la accesibilidad de los servicios públicos “para los usuarios de todos los sistemas operativos” (hasta que no lo vea no me lo creeré, porque llevamos años sufriendo situaciones bochornosas), e integración de los certificados de Izenpe con el DNI electrónico (ya hablamos sobre los reinos de Izenpe, FNMT, Camerfirma… y que nuestras carteras – no por dinero, sino por espacio físico – agradecerían cualquier iniciativa de integración).

No obstante, no entraré en los puntos anteriores (ya habrá tiempo cuando las palabras se transformen en hechos… ¡y ojalá que así sea!) Entraré en otros detalles (Devil Is In The Details). En detalles que saltan a la vista (al menos a la de los lectores tiquismiquis 😉 Frases que chocan.

Apostaremos por la neutralidad tecnológica y desarrollaremos un modelo de estándares de software libre. De esta manera, las soluciones abiertas competirán en igualdad con aquellas basadas en licencias

Sé que la portavoz del Gobierno controla perfectamente la diferencia entre software libre y privativo. O entre software libre y no libre como prefiero decir por ciertos detalles. Así que, quiero atribuir el despiste al periodista más que a la portavoz. El caso es que contraponer “soluciones abiertas” a aquellas basadas en licencias me suena poco menos que a herejía.

Si en algo se basa el éxito del software libre y/o de código abierto es precisamente en su LICENCIA. Las licencias son la razón de ser del software libre (por cumplir alguna licencia libre aprobada por la FSF), por cumplir alguna licencia aprobada por la OSI, o por cumplir ambas dos. Contraponer “soluciones abiertas” a aquellas basadas en licencias es un error.

No ha sido el único error relacionado con licencias que he visto hoy en prensa. En Diario Vasco, a raíz de la presentación de ayer del proyecto GureGipuzkoa.net, podemos leer :

De ahí que, aunque a los usuarios que quieren subir una fotografía a GureGipuzkoa.net se les ofrece elegir entre ocho tipos de licencias de uso, desde la Diputación se recomienda la de Creative Commons Reconocimiento-Compartir, que permite el uso libre de las imágenes siempre que se cite su procedencia.

CC-by-sa permite el uso de las imágenes siempre que se cite su procedencia y se mantenga la licencia cc-by-sa (igual, similar o compatible dice la propia web de CreativeCommons)

Así que no vale con únicamente “citar su procedencia”. Es obligatorio e igual de importante mantener la misma licencia. Detalles, detalles, detalles.

Mal de muchos consuelo de tontos pensarán algunos. Noticias de Gipuzkoa se apunta también a las erratas e incorrecciones tecnológicas que los medios nos cuelan últimamente. En la misma noticia sobre GureGipuzkoa.net, se indica:

Eskisabel explicó que los usuarios pueden acogerse a ocho licencias, si bien desde el Departamento de Cultura recomiendan hacer uso de la licencia Creative Commos, que es compatible con Wikipedia y posibilita ampliar el uso de las fotografías.

Aquí el error es cuádruple (en una sóla frase, no está mal): Eskisabel no dijo lo que el artículo dice que dijo. Eskisabel dijo explícitamente que se recomienda el uso de la licencia CC-by-sa, compatible con los textos y fotografías de la Wikipedia.

El nombre de la licencia es incorrecto: Creative “Commos” no existe (segundo error). Tampoco existe la licencia Creative Commons a secas (tercer error). Tiene que ser alguna de las seis que se indican en esta tabla (cc-by, cc-sa, cc-by-nd, cc-by-nc, cc-by-nc-sa, cc-by-nc, nd).

El cuarto error (implícito) es que la Wikipedia tiene como licencia principal de sus contenidos la CC-by-sa (y en concreto esa licencia y no otra de las 6 licencias CC posibles). Esto ha sido un proceso largo y costoso que culminó recientemente.

El diablo está en los detalles. Y más que debería estarlo en medios de comunicación masivos del siglo XXI.

Certificados digitales: algunas ideas de uso

Estos días, sufro en mis carnes, con la llegada de mi hijo Jon, la pesadilla de la burocracia post-parto que el Agorante Aberrante ya nos adelantó hace unas semanas. A pesar de que lo tenía en mente, la pereza ha podido conmigo y he preferido pasar por el aro: comprarme una carpeta azul y a llenarla de fotocopias. Lo peor no son las fotocopias, sino la peregrinación por la Seguridad Social, ambulatorio, SAC, caja de ahorros, guardería, … para realizar numerosos trámites burocráticos CON PAPEL, BOLI Y FOTOCOPIAS. Sí, en pleno siglo XXI, con la cartera llena de certificados digitales (el certificado de ciudadano Izenpe, el certificado de pertenencia a empresa – UPV/EHU -, el certificado de la tarjeta sanitaria ONA, el certificado del DNI electrónico, el certificado de estudiante -de postgrado- de la UPV/EHU …) NO puedo usar ninguno de ellos para:

* apuntar a mi hijo a la guardería (Haurreskolak): necesario -fotocopias del libro de familia-, sello por triplicado de la caja de ahorros, asegurando que el número de cuenta que les paso es de mi propiedad, fotocopia del DNI de ambos padres, fotocopia de la última declaración de la renta de ambos padres, fotocopia del certificado de empadronamiento.

*solicitar la ayuda por hijo: fotocopia DNI de los padres, fotocopia del libro de familia, documento que acredite que la cuenta bancaria me pertenece, fotocopia del padrón.

El Agorante ya creó un grupo “Trámites sin fotocopias” en Facebook para protestar por este anquilosamiento de la administración. Realmente disponemos de la tecnología y los conocimientos necesarios para evitar TODOS los papeles, fotocopias, viajes, sellos y manguitos de los que hemos hablado: basta con hacer uso de alguno de los 5 o 6 certificados distintos que tenemos cada uno de nosotros en las carteras. Bastaría con que la administración se decidiera a apostar de verdad por una administración sin papeles, digital, propia del siglo XXI.

Mediante el certificado digital podría autenticarme ante la administración y firmar digitalmente cualquier documento. Las marcas de tiempo (timestamp) permitirían garantizar que el documento se firmó en los plazos convenidos. La firma múltiple permitiría que mi mujer y yo pudiéramos firmar el mismo documento digital. El identificador único de usuario debería de permitir cruzar nuestros datos con las bases de datos de la administración (ya existentes), de tal forma que se comprobara de forma automática que efectivamente somos ciudadanos vascos residentes en Irún, Donostia o Abaltzizketa, empadronados hace X años y con determinada cuenta corriente en el banco (esto último ni siquiera hay que comprobarlo con el banco, bastaría con verificar con el usuario que el mismo número que se ha dado a la administración en las 547 veces anteriores sigue siendo válido) Verbigracia: cójase el número de cuenta corriente de la última declaración de la renta.

Por supuesto, el sitio web que albergara estos formularios, dispuestos para ser cumplimentados y firmados digitalmente, debería de ser accesible para todos los ciudadanos (evitando situaciones bochornosas por muchos botoncitos WAI que se pongan).

Y ya puestos a rizar el rizo, dado que la cumplimentación sería digital, podríamos hacer un seguimiento del estado por el que pasa cada documento (la petición de ayuda económica ha sido cumplimentada en Irún, ha llegado a Donostia, ha sido aprobada, el ingreso se ha realizado…) vía web…

Adelantándome a los “peros” que siempre oigo al proponer el uso masivo de la firma digital:

* “pero es que la ley de protección de datos no haría posible que _póngase_aquí_aquello_que_no_se_quiere_ver_implementado”

Espero que la ley de protección de datos permita que el usuario, libremente, de su consentimiento a que sus datos puedan ser usados por la administración pública (todas ellas) para facilitarle la vida burocrática. Es decir, que si Salud quiere comunicarse con Hacienda para validar mi última declaración, o mi última cuenta bancaria, lo pueda hacer.

* “pero es que las bases de datos de las administraciones no se comunican bien entre sí…”

Y mientras sigan así nos tiraremos los próximos 2000 años con la misma excusa…

* “Pero es que el certificado de Izenpe no es válido, este documento sólo se puede firmar con el de la FNMT”

¡Aaaaargghhh! Reino de Taifas… ¿Por qué cada autoridad de certificación se quiere colgar sus propias medallas? ¿Por qué no hay un reconocimiento global de autoridades Izenpe/FNMT/Camerfirma…?

* “pero es que los funcionarios no saben usar los certificados digitales esos…”

[BIS] Y mientras sigan así nos tiraremos los próximos 2000 años con la misma excusa…

Sí, lo sé, a veces da la impresión de que vivo en otro mundo – de Yuppy? – , pero dificilmente conseguirás aquello que ni siquiera consigues visualizar en sueños.

Hacia una educación open source

¿Cuánto dinero se gasta el estado de California, cada año, en libros de texto?. Unos 350 millones de dólares, según el gobernador de dicho estado, el popular Arnold Schwarzenegger. ¿Es esto malo por el mero hecho del dinero gastado? No lo creo. Pero es uno de los argumentos utilizados para una progresiva migración de los libros de texto con licencias restrictivas en papel de toda la vida a libros de texto digitales, con licencias libres. En mi opinión, California será una de las primeras en hacer oficial un cambio de mentalidad que ya se viene cociendo desde hace tiempo: la educación se dará cada vez más basándose en contenidos online y libres – nótese que no he dicho online a secas, sino en “contenidos online y libres”. Lógicamente estos contenidos deberán de pasar alguna criba de calidad, pero teniendo a nuestra disposición, bajo distintas licencias CC, video-cursos completos como el de introducción a la ingeniería software de la Universidad de Stanford, ¿cómo no vamos a aprovecharnos de ellos cada vez más? Son las mismas clases (literal, las graban mientras las imparten) que reciben los alumnos de esa universidad. No sólo gratis (no confundir con libre), sino con licencia cc-by-nd que nos permite reutilizarla ampliamente para multitud de propósitos. Señoras y señores, ¿qué más queremos?

Y no sólo Stanford… las principales universidades de los EEUU (UC Berkeley, CarnegieMellon, UCLA, UCTV…) publican sus cursos con licencias CC en YouTube desde Febrero de este año, incluso te facilitan su descarga directa.

Según Schwarzenegger, cuando el programa de digitalización y apertura de licencias de los libros de texto termine su implantación, un distrito escolar de unos 10.000 estudiantes de secundaria podrían ahorrar cerca de 2 millones de dólares … al año. Los creadores de contenidos no deben de asustarse, deben de reciclarse. Los vendedores de hielo que mejor sobrevivieron fueron los que antes se adaptaron a vender frigoríficos. Lógicamente, al principio pondrán el grito en el cielo. Criticarán todo aquello que desconocen, como bien decía hoy ElenaBRZ / Microplaza: “criticar la Wikipedia (algo que aprendí en la Universidad):si no quieres esforzarte demasiado en algo, critícalo y parecerá que lo conoces”. Dirán que no tiene fundamento, calidad, que esos textos libres (de Wikipedia o de cualquier otra fuente libre) no son de fiar… Pero como dice el profesor González-Barahona, y nos recordaba Javier de la Cueva en las recientes charlas OCW: “El [contenido] copyleft siempre se ha desarrollado en un entorno hostil”. Estamos en ello 😉