Ikasten.IO
Learning, Aprendiendo

Hacia una educación open source 11 Junio, 2009

¿Cuánto dinero se gasta el estado de California, cada año, en libros de texto?. Unos 350 millones de dólares, según el gobernador de dicho estado, el popular Arnold Schwarzenegger. ¿Es esto malo por el mero hecho del dinero gastado? No lo creo. Pero es uno de los argumentos utilizados para una progresiva migración de los libros de texto con licencias restrictivas en papel de toda la vida a libros de texto digitales, con licencias libres. En mi opinión, California será una de las primeras en hacer oficial un cambio de mentalidad que ya se viene cociendo desde hace tiempo: la educación se dará cada vez más basándose en contenidos online y libres – nótese que no he dicho online a secas, sino en “contenidos online y libres”. Lógicamente estos contenidos deberán de pasar alguna criba de calidad, pero teniendo a nuestra disposición, bajo distintas licencias CC, video-cursos completos como el de introducción a la ingeniería software de la Universidad de Stanford, ¿cómo no vamos a aprovecharnos de ellos cada vez más? Son las mismas clases (literal, las graban mientras las imparten) que reciben los alumnos de esa universidad. No sólo gratis (no confundir con libre), sino con licencia cc-by-nd que nos permite reutilizarla ampliamente para multitud de propósitos. Señoras y señores, ¿qué más queremos?

Y no sólo Stanford… las principales universidades de los EEUU (UC Berkeley, CarnegieMellon, UCLA, UCTV…) publican sus cursos con licencias CC en YouTube desde Febrero de este año, incluso te facilitan su descarga directa.

Según Schwarzenegger, cuando el programa de digitalización y apertura de licencias de los libros de texto termine su implantación, un distrito escolar de unos 10.000 estudiantes de secundaria podrían ahorrar cerca de 2 millones de dólares … al año. Los creadores de contenidos no deben de asustarse, deben de reciclarse. Los vendedores de hielo que mejor sobrevivieron fueron los que antes se adaptaron a vender frigoríficos. Lógicamente, al principio pondrán el grito en el cielo. Criticarán todo aquello que desconocen, como bien decía hoy ElenaBRZ / Microplaza: “criticar la Wikipedia (algo que aprendí en la Universidad):si no quieres esforzarte demasiado en algo, critícalo y parecerá que lo conoces”. Dirán que no tiene fundamento, calidad, que esos textos libres (de Wikipedia o de cualquier otra fuente libre) no son de fiar… Pero como dice el profesor González-Barahona, y nos recordaba Javier de la Cueva en las recientes charlas OCW: “El [contenido] copyleft siempre se ha desarrollado en un entorno hostil”. Estamos en ello 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *